Mucho ambiente en el Día de Banderas

Mucho ambiente en el Día de Banderas
Fotografía de Juan Pedro Verdú

Las abanderadas subieron a la ermita a saludar al Santo Patrón

El presidente de la Unión de Festejos hace un balance muy positivo del Día de Banderas y se muestra orgulloso de los festeros de Petrer y de sus Fiestas de Moros y Cristianos

Amparo Blasco Gascó / Ayer desde primera hora de la mañana Petrer celebró el Día de Banderas con mucho mejor tiempo que en la tarde y noche del sábado porque aunque las temperaturas no fueron muy altas el sol no faltó en toda la jornada. La música, el color y la alegría volvieron a marcar el ambiente de las calles de Petrer que empezaron a tomar vida tras los almuerzos en cuartelillos, bares y cafeterías. Tal y como estaba previsto sobre las 17.00 horas comenzó el Alardo del Día de Banderas desde la Plaça de Baix hasta la ermita, siguiendo el orden de las Fiestas de Moros y Cristianos de este año 2018.

Primero las comparsas del bando cristiano encabezada por los Marinos, seguidas de Tercio de Flandes, Labradores, Estudiantes y Vizcaínos, abriendo cada una de ellas la pequeña rodela, el capitán con su rueda de arcabuces, el cañón y los tiradores. A continuación, las del bando moro, Moros Beduinos, Moros Viejos, Berberiscos, Fronterizos y Moros Nuevos.
Una vez finalizó el acto de tiro y se baldearon las calles, arrancó el Desfile de Abanderadas que discurrió por el mismo itinerario que el Alardo.

Tras llegar a la ermita y tras saludar al Santo y protagonizar las fotografías de protocolo a los pies del Altar Mayor de San Bonifacio, las abanderadas regresaron en pasacalle hasta la Plaça de Baix donde dio inicio del Pasacalle de Acompañamiento de los Cargos Festeros a las sedes de sus respectivas comparsas.
Antes de iniciarse el Desfile de Abanderadas, el presidente de la Unión de Festejos, Vicente Escolano Mateo, se mostraba muy satisfecho de cómo estaba transcurriendo la jornada festera y ensalzaba las figuras de rodelas y abanderadas. Además, aseguraba que se sentía muy contento, feliz y orgulloso de Petrer, de sus festeros y de las Fiestas de Moros y Cristianos.

0 COMENTARIOS
Tetería Mil y una noche

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios