Detectados almendros afectados por la avispilla

Detectados almendros afectados por la avispilla

La “avispilla del almendro” es un insecto de color negro cuyas larvas son blancas y van cambiando hacia un tono grisáceo. La oruga pasa el verano y el invierno en el interior de la almendra, alimentándose de ella hasta que, tras crisalidar, sale al exterior.

 La concejalía de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural advierte que se ha detectado almendros afectados por la avispilla del almendro en varias comarcas de la Comunidad de Alicante, algunas de ellas en la provincia de Alicante y, en concreto, en nuestra población. Según la información facilitada por la Cooperativa Agrícola de Petrer, la avispilla del almendro se ha localizado en diferentes parcelas del término municipal de nuestra localidad. Se trata de bancales abandonados a las que no se les ha aplicado ningún tratamiento, por lo que supone un foco de trasmisión para almendros sanos.

De momento, desde esta entidad agraria se ha decidido instalar un evolucionario en una de esas parcelas del término municipal de Petrer para controlar la salida de adultos ya que una vez éstos salgan de la almendra se debe de forma inmediata aplicar el tratamiento con el insecticida adecuado. Además, desde la Cooperativa Agrícola se hace un llamamiento para que toda aquella persona que detecta la plaga de la avispilla del almendro en algunas de sus parcelas lo comunique lo antes posible con el fin de tener un control de la misma y determinar la extensión de dicha plaga.

También se recuerda que el síntoma más característico es la presencia de frutos de color marrón y más pequeños de lo normal, que permanecen en los árboles después de la recolección. Con estos síntomas se pueden detectar fácilmente los almendros afectados, por lo que se recomienda retirar todas las almendras dañadas con el fin de evitar que esas larvas se transformen en adultos y de esta forma reducir en gran medida la generación de cara al siguiente año. Otra práctica de prevención es retirar las almendras al suelo y enterrarlas con laboreo.

En las plantaciones más dañadas puede llegar a afectar al 90% de los frutos, siendo las variedades más sensibles las de cáscara blanca y las de brotación tardía pues coinciden con la salida de adultos y puesta de huevos. Para combatir la “avispilla del almendro” se pueden utilizar solo los productos fitosanitarios autorizados en el Registro de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente como el “Lambda Cihalotrin”.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios