Las almazaras particulares existentes en el núcleo urbano de Petrer en el siglo XX

Las almazaras particulares existentes en el núcleo urbano de Petrer en el siglo XX

Por: Jaume Pérez
En estos días de frío y celebraciones, todavía se conserva la tradición de las familias que tienen bancales con olivos de acudir a los mismos a “fer olives”. Como nos recordaba Bertomeu Beltrán en un artículo que escribió a principios de los noventa y que transcribimos, ya que no ha perdido su vigencia, a principios del siglo XX todavía existían en Petrer varias almazaras caseras.

En aquellos años no tan lejanos las almazaras particulares se componían de un rulo de piedra maciza donde se chafaba directamente la aceituna; una prensa manual donde en los cofines de esparto se apilaba la pasta generada; una gran fogata con la caldera para calentar el agua, imprescindible para esta labor; un hoyo, “alcacería”, donde se depositaba todo el líquido, quedando el aceite flotando por su menor densidad, pudiendo ser recogido con mayor facilidad.

Como ocurría en todos los procesos tradicionales, no se desaprovechaba nada, y el orujo era utilizado como pienso para gallinas, conejos y la crianza de cerdos. Existía una almazara en la calle Numancia, siendo propiedad del tío Julio “el de Pepo”, conocido por su actividad alfarera.

Según Beltrán, que se basa en testimonios orales, indica que estuvo funcionando hasta finales de la década de los años 20. Esta almazara tenía un régimen de explotación, es decir, el agricultor cosechero debía pedir la vez y cuando ésta llegaba, aportar peón y caballería, puesto que tenía que ir esparciendo su aceituna en pequeñas cantidades sobre un piso duro y circular donde un rulo de piedra cónico tirado por una caballería iría pisándola a la vez que deslizaba la papilla hacia la canal. Allí se recogía y se iba depositando en una gran bandeja para ser colocada bajo la prensa manual.

A estas prensas manuales de rosca sinfín se les incorporaba una viga larga de madera, introduciéndola en su orificio. Otra almazara era la existente en la confluencia de la calle San Bartolomé con la de Sancho Tello, donde actualmente se ubica “El Super”. La Cooperativa Agrícola y Caja Rural de Petrer la instaló, tras su traslado desde la calle Numancia.

Esta almazara estuvo en funcionamiento durante 35 años siguiendo primero con la prensa a mano modernizándose posteriormente con la incorporación de un tubo sinfin elevador, un par de potentes prensas hidráulicas y mejor sistema de agua caliente. El espacioso recinto disponía de silos en su sala-almacén para comodidad de los productores.

En sus últimos años se aprobó el cambio de régimen, pasando de molturar cada cual su propia cosecha al régimen comunitario, que consistía en entregar la aceituna recién cogida al almacén común y cuando finalizaba la campaña, se limitaba a recoger el aceite del depósito. La Cooperativa Agrícola no quedó ajena a la expansión que se produjo en la década de los sesenta, por lo que deciden trasladar la almazara en el año 1964 al solar de su propiedad en la calle Sax, estando en funcionamiento hasta 1988.

Para el montaje de esta almazara se aprovechan las prensas hidráulicas, básculas y pequeños artilugios que ya existían en la de Sancho Tello. Los rulos cónicos se sustituyeron por un molino triturador; se instalan pilas para un primer lavado de la aceituna; se mejora la caldera de la calefacción; se construyen balsas de depuración y se instalan grandes tinajas de polietileno para el almacenamiento del aceite.

Las inquietudes por modernizarse de los rectores de la Cooperativa Agrícola, con los nuevos reglamentos y la integración en las cooperativas valencianas, dio lugar a finales de los ochenta del siglo XX a la fusión con la Cooperativa Vinícola “San Isidro” en la Avenida de Elda y se decidió montar una almazara con los adelantos técnicos más apropiados en aquella época y que todavía está en uso.

Se incorporó la sala de análisis que permitía averiguar, al extraer de unas cuantas aceitunas elegidas al azar de la partida que entrega el cosechero, la cantidad de aceite que corresponde por cada kilo. La primera cosecha extraída fue la de 1989.


PARA SABER MÁS:
Para saber más de este tema, se puede consultar el artículo “Almazaras siglo XX” escrito por Bertomeu Beltrán Rico en la revista Festa del año 1991 y también hay datos y las fotografías que ilustran esta sección en el monográfico Tierra, créditos y agua. El cooperativismo agrario en Petrer. 1908-2008, coordinado por Xavi Amat y editado por CaixaPetrer, el Ayuntamiento y la Diputación de Alicante.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios