¿Cómo limpiar la orina de los perros?

¿Cómo limpiar la orina de los perros?

Aunque es muy frecuente recurrir a la lejía o al amoniaco para limpiar la orina de los perros, lo cierto es que esos productos no son nada eficaces. La concejalía de Salud recomienda el uso de detergentes enzimáticos.

Limpiar las manchas de orina de los perros es costoso pero hay productos que nunca se deberían de emplear como son la lejía y el amoniaco. No hay que olvidar que si se recurre a estos productos lo único que se puede estar consiguiendo es incitarlos a orinar de nuevo, una vez más en el mismo sitio.

La lejía es un detergente amoniacal y el orín contiene amoniaco, por lo tanto limpiar con estos dos productos es dejar huella olfativa atrayente para el perro, que puede interpretar que ese lugar sigue oliendo a orina. Así pues, si se está limpiando con lejía o amoniaco se puede estar generando un círculo vicioso: cuando más se esfuerza en mantener la higiene de la zona afectada, más ganas tiene el perro de utilizarla como WC.

La alternativa a estos dos productos de limpieza es utilizar lo que se denominan detergentes enzimáticos puesto que ayudan tanto a eliminar la mancha como el rastro del olor. Este tipo de productos están indicados en la limpieza de residuos orgánicos.

No hay que olvidar que, cuando se trata de perros, lo prioritario es acabar con lo huella olfativa, es decir, allí donde puede parecer que no huele a orina, el perro puede estar detectando un rastro evidente. Siempre hay que tener presente que los perros son animales que tienen un número de receptores olfativos mucho mayor que las personas.

También hay que tener claro que los productos regulares de limpieza de hogar no funcionan simplemente porque no contienen enzimas que combaten el olor. Pero no solo no son útiles ya que, como sucede con la lejía y el amoniaco, pueden incluso animar al perro a orinar en el suelo.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios