Cultivo y cuidado del Naranjo Enano

Cultivo y cuidado del Naranjo Enano

Información de: Amparo Blasco Gascó
El Naranjo Enano plantado en grandes macetas resulta ideal para decorar la terraza o el jardín. Sus flores, que brotan en primavera, además de aportar un gran colorido, permiten perfumar el ambiente durante semanas.

 La tierra en la que se va a realizar el plante del Naranjo Enano debe ser de calidad, con un buen drenaje y es aconsejable abonarla durante todo el año. Sus flores blancas, flor de azahar, de aspecto ceroso y forma de estrella, tienen un característico aroma. Su fruto, de pequeño tamaño, tiene forma de esfera achatada de color verde que se trasforma en naranja cuando el fruto está maduro y es comestible aunque su sabor es algo amargo, parecido al limón.

Las macetas donde es recomendable que se planten este pequeño árbol cítrico deben de ser amplías y profundas ya que, al igual que sucede con los frutales de tamaño normal, requieren de gran espacio para que sus frutos puedan madurar. En verano, se debe de realizar un abonado con productos ricos en nitrógeno mientras que en invierno el abono que se utilice debe de ser rico en microelementos como hierro, magnesio, zinc y potasio y de esta forma evitaremos que la fruta se desprenda antes de estar suficientemente madura.

El Naranjo Enano debe de regarse de forma abundante desde la primavera hasta el otoño, moderándose el riego durante la estación de invierno. Además, es importante no regarlo con agua caliza, o de forma constante, puesto que sus frutos pueden pudrirse con gran facilidad. Como se trata de una planta de climas cálidos, en invierno es preferible mantenerla en el interior de la vivienda, a una temperatura constante de entre 15· y 18· y en la época estival sacarla al exterior.

No hay que olvidar que no soporta las heladas y que una noche de invierno al aire libre podría incluso acabar con él. Respecto a la exposición a la luz solar, cabe indicar que el Naranjo Enano es muy exigente por lo que es recomendable que, tanto en invierno como en verano, esté situado en un lugar en el que reciba mucha luz, incluso, de forma directa. También, cabe indicar que en general los cítricos no requieren de una poda regular aunque los árboles plantados en maceta sí que deben de mantenerse en forma como es el caso del Naranjo Enano, al que se le debe de cotar los brotes nuevos a principios de primavera para conseguir que crezca de forma más frondosa.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios