Un dírham del emir Al-Wātiq recuperado por David Poveda

Un dírham del emir Al-Wātiq recuperado por David Poveda


Por: Fernando Tendero i Jaume Pérez
Los museos arqueológicos como el Dámaso Navarro de Petrer, suelen incrementar sus fondos de diversas formas como pueden ser con las actividades arqueológicas programadas o con la entrega de piezas halladas casualmente atendiendo a la legislación vigente en materia de patrimonio cultural, entre otras. Este segundo caso es el que vamos a desarrollar por su singularidad.

Hace unos meses, David Poveda Muñoz, vecino de Petrer, estaba haciendo senderismo por una zona de Catí1 junto a su esposa y varios amigos, y le llamó la atención que en la senda de tierra por donde caminaban hubiera un pequeño objeto brillante. Cuando se agachó a recogerlo comprobó que podría ser una moneda antigua, seguramente de al-Andalus, ya que tenía en sus caras letras árabes. Y desde el primer momento fue consciente de que esta moneda debería estar expuesta para que pudiera ser conocida y valorada por las personas que visitaran el Museo Dámaso Navarro.

Sin saberlo, David actuó como indica la Ley 4/1998, del Patrimonio Cultural Valenciano, ya que en la misma se recoge en el artículo 65 que si alguna persona se encuentra algún objeto o restos materiales que posean valores propios del patrimonio cultural, debe entregarlo a la Conselleria de Cultura o al Ayuntamiento en cuyo término municipal se haya producido el hallazgo. Por ello, coincidiendo con las jornadas de puertas abiertas del patrimonio petrerense, se pasó por el museo y tras hablar con el personal del mismo depositó la moneda para que se pudiera valorar en su justa medida.

Ante la singularidad de la pieza y siendo conscientes de la necesidad de contar con un especialista en el estudio de las monedas, nos pusimos en contacto con Carolina Doménech Belda, profesora del área de Arqueología de la Universidad de Alicante y experta en numismática medieval, para saber si nos podía facilitar datos sobre la misma.

Como siempre, la doctora Doménech, nos atendió muy cordialmente y nos facilitó una catalogación completa que indicaba que la moneda era un dírham de plata acuñado por el emir murciano Al-Wātiq, quien reinó en el año 1238 d. C., el mismo año en el que el día 9 de octubre entró en la ciudad de Valencia el rey Jaime I El Conquistador.

Este emir volvería a reinar en 1264, siendo una fecha también significativa para la historia de Petrer, ya que fue él quien promovió la revuelta mudéjar en el antiguo reino provocando que la población de Petrer se rebelara contra su señor, García Jofré de Loaysa, y tuviera que volver Jaime I para sofocar la sublevación. Este episodio está escrito en el Llibre dels Feyts y dramatizado en la obra de teatro de Paco Máñez La Rendició, que se representa todos los años en el mes de noviembre.

El hecho de haber encontrado una moneda en el paraje de Catí de este periodo es de gran importancia porque nos informa de que aquella zona, seguramente ya en aquel periodo, era una camino de paso hacia Agost y Castalla en los últimos momentos del Bitrir musulmán, ya que en apenas unos años, las tropas cristianas conquistaron nuestro territorio y a partir de entonces Bitrir pasó a denominarse Petrer convirtiéndose en una villa del Reino de Castilla.

La catalogación de la moneda es la siguiente: Dírham de plata sin ceca de la dinastía Hudī de Murcia, concretamente del monarca Al-Wātiq (635-636 Hégira / 1238 J.C.). Tiene un diámetro de 17 mm y un peso de 1,30 g. Presenta leyendas en árabe con caracteres nesjíes. En el anverso figura la profesión de fe musulmana y la referencia al califa de Oriente.
En el reverso el nombre y los títulos del gobernante.
Anverso: Solo hay un Dios Mahoma es el enviado de Dios el califa al-Abāsī Emir de los creyentes
Reverso: Al-Wātiq bi-lāh al-Mutasim bihi Muhammad Príncipe heredero de los musulmanes
No podemos cerrar estas líneas sin agradecer a David Poveda su gesto cívico al hacernos partícipes a todos los petrerenses del afortunado hallazgo y que tendrá su espacio en la exposición permanente del nuevo Museo Dámaso Navarro.
1.- 1 Por motivos de seguridad y para evitar posibles acciones de expoliadores, no precisaremos el lugar exacto del hallazgo.

0 COMENTARIOS

Escribe un comentario

    Tu email no será publicado. Campos requeridos marcados con *

    Cancel reply

0 comentarios